monstrance3La adoración es la primera actitud del hombre que se reconoce criatura ante su Creador. Exalta la grandeza del Señor que nos ha hecho (cf Sal 95, 1-6) y la omnipotencia del Salvador que nos libera del mal. Es la acción de humillar el espíritu ante el “Rey de la gloria” (Sal 14, 9-10) y el silencio respetuoso en presencia de Dios “siempre […] mayor” (San Agustín, Enarratio in Psalmum 62, 16). La adoración de Dios tres veces santo y soberanamente amable nos llena de humildad y da seguridad a nuestras súplicas. Catecismo # 2628

 

La importancia de la adoración eucarística se muestra en el hecho de que la Iglesia tiene un ritual que lo regula: el Rito para la Exposición del Santísimo y Bendición. Está es una extensión de la adoración del Santísimo Sacramento que ocurre en cada Misa: “éste es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, dichosos los invitados a la cena del Señor”. La exposición del Santísimo Sacramento fluye del sacrificio de la Misa y sirve para aumentar nuestro deseo de comunión con Cristo y con su Iglesia. Al concluir el rito un ministro ordenado imparte la bendición a los fieles con el Santísimo Sacramento.

 

La Hora Santa es una devoción de la Iglesia Católica por la cual se pasa una hora en adoración eucarística en la presencia del Santísimo Sacramento. Los obispos han creado una variedad de horas santas que se enfocan en la oración a Jesucristo, la paz, la vida, las vocaciones y otros temas de importancia para la Iglesia y el mundo.

 

El Santísimo está expuesto las 24 horas el primer viernes de cada mes después de la misa de las 8:00am hasta la misa del sábado de las 8:00am.

 

Horarios adicionales para adoración al Santísimo se publican en el boletín o en los anuncios al final de la Misa.