wedding-web

Si ustedes están contemplando el matrimonio…¡felicidades!

Sin duda,  al pensar  en este sacramento ustedes tienen muchos sueños, esperanzas y anhelos.

El proceso de preparación para el matrimonio en la Iglesia no es solamente por un día sino por una vida entera llena de amor y consagración.  Nuestro deseo es que cada pareja pueda reconocer la importancia de su preparación en un matrimonio Cristiano construido dentro de su espiritualidad personal.  Al prepararse para el Sacramento del Matrimonio, parejas deben mostrar signos de su crecimiento de su consagración a Cristo participando en la vida parroquial y la eucaristía.

La relación entre Cristo y la Iglesia es el modelo de un matrimonio cristiano donde las parejas entienden el significado del matrimonio desarrollando el amor como Cristo por su Iglesia.

En este proceso de preparación espiritual, con gusto les proveeremos asistencia. Un sacerdote, un diacono u otra persona designada les acompañará en este viaje de preparación.

“No hay amor más grande que dar la vida por sus amigos.”   -Juan 15:13

 El Señor se hace presente en el celebrante como un signo en su matrimonio. En el ritual del matrimonio, el sacerdote o diacono son testigos de esta ceremonia solemne.

Los novios deben ser adultos responsables capaces de un verdadero cambio para formar una comunidad de vida y amor. Ambos se prometen buena voluntad aceptando las obligaciones del matrimonio conforme a las enseñanzas de Cristo y Su Iglesia.

“Viniendo para establecer el orden inicial de la creación perturbado por el pecado, Jesús nos da la fuerza y la gracia para vivir el matrimonio en la dimensión nueva del Reino de Dios.”   – Catecismo de la Iglesia Católica #1615

Para iniciar el proceso, las parejas interesadas en su llamado al matrimonio deben comunicarse a la oficina parroquial al (760) 744 – 1540.