La formación de nuestros hijos en la fe

La formación en la fe es una parte vital en la vida de nuestros hijos. Su formación y el crecimiento debe ser la primera y más importante parte de sus vidas diarias para que puedan crecer en un ambiente cristiano católico.

Nuestras clases son los miércoles, jueves y sábados en un ambiente cristiano para su crecimiento en nuestra fe católica. Su crecimiento debe ser constante desde la temprana edad de 5 años. Todos los niños deben estar en algún programa de Educación Religiosa en su comunidad parroquial. Lo mismo es para los padres a través de retiros de desarrollo y crecimiento espiritual.

A través de su formación a nuestros hijos a prepararse para recibir sus Sacramentos de la Reconciliación y la Primera Comunión. Después de recibir sus Sacramentos deben continuar con su formación. Dicha formación debe ser permanente y debe promover el crecimiento de nuestros hijos y de la comunidad a una fe más madura.

El núcleo de nuestra catequesis es nuestra comunión con Cristo. En el centro de la catequesis encontramos esencialmente la Persona de Jesús de Nazaret, “el unigénito del Padre… lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14), quien sufrió y murió por nosotros y que ahora, después de resucitado, vive para siempre con nosotros. Es Jesús quien es «el camino, la verdad y la vida” (Jn 14, 6) y la vida consiste en seguir a Cristo. San Pablo dijo: “porque para mí la vida es Cristo” Jesucristo es siempre nuestra primera y última referencia en nuestras enseñanzas.

El mejor y más grande regalo que podemos dar a nuestros hijos es la Persona de Jesús a través de la educación religiosa. Para más información e inscripciones, por favor llame a nuestra Oficina de Educación Religiosa al: (760) 744-1130 x2 o enviar un correo electrónico a Teresa González, español
Ed Religiosa. Coordinadora: teresa@stmarksrcc.org